¡EL NEUMÁTICO AQUEL!

Crónica nº. 517. ¡El neumático aquel! (1954)

FIRESTONE-1954

Camino de la capital alicantina, y en 1954, el ciudadano Miguel Olivo se encontró una rueda de camión en mitad de la carretera, la cargó en el carro y, llegado a la capital alicantina, la entregó en el Ayuntamiento. “Me la encontré en la carretera”, diría al depositarla, añadiendo que “a unos kilómetros de Villajoyosa”. Luego se esfumaría sin dejar rastro y con la conciencia tremendamente tranquila y sosegada, se supone. En noviembre de ese mismo año el Juzgado de Primera Instancia vilero ofició a la Alcaldía de Villajoyosa para averiguar si había llegado al Ayuntamiento “una rueda de camión marca ‘Firestone’ remitida por el Juzgado número 1 de Alicante”. Tres días después, la Alcaldía contestaba negativamente y prometía que, en cuanto llegara, se cumpliría el respectivo articulado del Código Civil en aquella materia. También hizo una petición: que se le comunicase nombre, vecindad y domicilio de la persona o personas que hallaron abandonada la rueda, “así como día, hora y sitio en que tuvo lugar el hallazgo”. Días más tarde comunicó el Juzgado ser Miguel Olivo la persona que encontró la rueda a dos kilómetros de Villajoyosa (¿a Poniente o a Levante?).

Ya en enero de 1955, el Ayuntamiento oficiaba al Juzgado sugiriéndole −¡vaya temeridad!− reclamar la rueda al de Alicante. Veinte días después el juez oficiaba al alcalde, a la sazón don Jaime Soler Soriano, diciendo había dirigido exhorto al Juzgado Decano de la capital en tal sentido, contestando ese Juzgado que la rueda Firestone nº 36 3682 S. Z. había sido remitida, “por transitos de justicia” al señor alcalde de Villajoyosa ¡el día 13 de julio del año anterior!, y que se hizo por el recadero, o cosario, don Jaime Zaragoza (a) “El Cachorro” (y sin que ningún municipal comunicara el ingreso de la “cosa” en el retén municipal, donde quedaría arrumbada en un sombrío y más que húmedo rincón junto a otros objetos de dudosa utilidad). Enterado de este extremo, y seguramente contrariado, el alcalde vilero dictó una providencia para que se tomara declaración a don Miguel Olivo recabando su segundo apellido y mayor precisión sobre el punto exacto donde encontró la rueda de semejante embrollo administrativo. Se ordenaba asimismo emitir bandos y pregones durante dos domingos consecutivos.

El 23 de febrero una diligencia que firmó Miguel Santamaría Ivorra, el alguacil vilero, hace saber que, previa indagación, se ignora quién es Miguel Olivo. La minuta del 25 de ese mes resume cuantos pasos administrativos se han dado con lo de la rueda, aportándose el hecho de que, si se encontró en la carretera, no se aclaró en cuál (!). Realizados nuevos bandos y pregones el 17 y 24 de abril, el día 29 nombra el Ayuntamiento a dos tasadores, Valeriano López Lloret y Juan Llorca Llinares, mientras otra providencia anuncia la subasta de la dichosa rueda, subasta que tendría lugar el 26 de mayo en el salón de las Casas Consistoriales. Para entonces ya era alcalde don Gerardo Ruiz Cabanés y “la llanta de camión para rueda de 20, cámara y cubierta medida 825/20” se había tasado en 250 pesetas. Celebrada la subasta, se declaró desierta. Luego de pregones y bandos anunciando la segunda para el 30 de junio con una rebaja del 25% en el precio, nadie concurrió a ella. La alcaldía ofició al Juzgado dando cuenta de lo sucedido y anunciaba proceder a la venta de la rueda en contratación directa…

Podemos preguntarnos si el probo e ilocalizado Miguel Olivo habría llegado a contemplar imaginativamente el copioso movimiento administrativo que pudo provocar aquella su actitud de entregar, generoso, la Firestone el día aquel en que llegó a Alicante habiendo pasado por La Vila…

J.P.Nicolau, Cronista Ofic. de La Vila

NOTA: Este farragoso aunque simpático asunto formó parte de mi novela “APENAS SI SE SUPO”, y mucho antes, publicado por el diario “Información”, hizo sonreír a los que lo leyeron. Me sigue cautivando puesto que establece los entresijos administrativos de esa cosa que llamamos Ayuntamiento. J.P.N.

FIRESTONE 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s