“Vagages” en las cuentas (1713)

Crónica nº. 90. Vagages” en las cuentas  (1713)

El cargo de clavario o “bolsero” que ejerció Alvaro Linares duró desde el 2 de abril de 1712 al último día de abril de 1713. Entregadas sus cuentas a los Jueces Contadores, ocho personas ese año, y presididos por el alcalde, Bautista Puig, fue el escribano Francisco Cabot quien las pasó detalladamente al libro “Corned”. El documento terminaba con el visto bueno a los pagos realizados por Linares a lo largo del año, y que ascendieron a 4.923 libras 9 sueldos 10 dineros. Eran gastos con cargo a las arcas municipales, gastos de suministros y de servicios que necesitó ese año el municipio. Pero no salían las cuentas, porque a los cobros efectuados por el clavario (que harían posibles los pagos contraídos por suministros y servicios al Ayuntamiento)¬ les faltaban 55 libras, la mayor parte de ellas no cobradas por la imposibilidad económica de los vecinos pobres, que no podían pagar las tasas municipales. En tal documento aparecía la relación de esos impagos acompañada de la causa de los mismos, que eran imprescindibles razonar ante los jueces contadores. Éstos aceptarían, o no, los informes del clavario.

Visto semejante déficit, y establecidos los cargos y descargos por los Jueces Contadores, que razonaban cuándo un impago resultaba aceptado por razonable, exponemos ahora, digamos, el proceloso veredicto de aquéllos ante el déficit habido, un razonamiento que, copiado al pie de la letra, nos deja algo confusos. Los citados Jueces condenaban “á dha. Villa (Villajoyosa), y a Su Sindico Por ella, en las dhas. cinquenta y cinco libras d Su Alcance para que las pague en termino d Seis dias al dho. Alvaro Linares y a quien por el fuera aparte, reservandole á dha. Villa Derecho para cobrar las cantidades dlos inposibilitados admitidas en el descargo, que por su pobreza no anpodido pagar lo que cada uno lleva señalado”. El municipio, pues, quedaba debiendo las 55 libras al clavario, que no tenía la culpa de que los no pudientes, los “imposibilitados” en aquel lenguaje, no pudieran pagar sus cargas…(El clavario cobraba, insistimos, las tasas indicadas por el Ayuntamiento y pagaba los gastos municipales según las “facturas” emitidas por los autores de bienes y servicios al Ayuntamiento).

He aquí algunos de los gastos habidos y debidamente satisfechos por aquel clavario o bolsero: pagó 2 libras 12 sueldos “en quize d Abril d dho. año treze (1713), en esta forma, que dla Plaza d Denia Pasava un destacamento (soldados y monturas) d Infanteria ala d Alicante, y dla dha. Plza d Alicante Pasava otro destacmtº. d Infanteria ala d Denia, que dhos. dos destacamtos. pasaron la Noche dl dho. dia en esta Villa (por Villajoyosa), y cada uno d éllos traya (traía) dies Vagages (diez monturas), que heran de Benisa los que venian con el de Denia, y los que venian con el destacmtº. d Alicante heran d San Juan, y dhos. destacmtos. Pidieron áesta Villa (por La Vila) Veinte vagages Para la marcha esto es, el que pasava [a] Alicante los pedia hasta San Juan que es el tranzito Primero, y el que Pasva á Denia los Pedia hasta Altea ó benisa, y la Villa áJustó con los Vagageros d San Juan con quatro arrobas y Media d Algarrobas Para los vagages, y quatro reales Para comer á los Vagageros que Pasasen con dtho. destamtº. hasta San Juan, y lo mismo á Justo (ajustó), y Por el mismo Precio, con los Vagages d Benisa, que Passaron el destacmtº. que hiva á Denia hasta Benisa que en dha. cantidad −sigue tan espeso relato− de Algarovas y dinero libró (acento, nuestro) la Villa, el darles Veinte Vagages le Sirvio de Mucha conviniencia y d alivio Para los Vesinos, que las Nueve Arrovas d Algarrobas á dos Reales la arroba valen una libra dies y Seis Sueldos, que con los ocho Reales que se dieron Para comer alos Vagageros hazen la suma dlas dos libras doze sueldos, cuya Cantidad no se le havia Puesto en albalar (por albarán) al dho. Clavario Por olvido, y haviendo constado á dhos. Sres. Jueses contadores el haverse gastado el Clavario esta Partida y no tenerla buena (no tenerse en cuenta), segun consta Por Razon dada Por los dhos. Sres. Alcalde y Regidores d dho. Año, se le admite el descargo”. Aquello era lo mismo que decir que no responsabilizaban de aquello al clavario, deducción nuestra.

(Sin duda, explicaciones tan prolijas denotaban el escaso dominio de la lengua al uso, y sólo la experiencia de las partes en el asunto de que se trataba podía hacerles inteligible lo que para los ajenos suponía un batiburrillo bastante incomprensible y mareante en algunos puntos. Hemos querido exponerlos para que se vea la incapacidad comunicadora de aquellas personas… al menos a la hora de expresarse por escrito, y también la envergadura de semejante hazaña relatora. Se advierte igualmente con qué precisión manejaban algunos clavarios los hilos de aquellos asuntos, sobre todo, lo más seguro, porque al fondo del ejercicio contable estaban siempre los llamados Jueces Contadores con su fiscalización de ingresos dinerarios y de pagos… Los cuales multarían a dicho bolsero en cuanto no razonara satisfactoriamente determinados gastos..o imposibilidad de haber cobrado lo que tocaba pagar a determinados vileros…

J. Payá Nicolau, Cronista Ofic. de La Vila

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s