LOS SANTOS AGUSTÍN Y GERÓNIMO

Un rincón resueltamente venerable este de San Agustín y San Gerónimo. Creció Villajoyosa en el siglo XVIII fuera de sus murallas, produciéndose la aglomeración reglada de los arrabales, como buscando el aire fresco del mar, desprendido el vilero del miedo ancestral y nada supuesto a los sangrientos desembarcos de los de Argel y la isla Djerba. Remitían los ataques incluso del corso turco y ya se podía acceder a un “solar per a fabricar casa” extramuros. (Solía costar la pequeña área de suelo ya urbano lo mismo aproximadamente que un mulo de trabajo, que esto se repite aquí por constatar. Los santos de la invocación en “taulellets”  también están en el corazón de los vileros, y no solo de quienes viven en esa barriada playera. Nos acompañan en cualquier momento de impetración o súplica en petición de mercedes, los sentimos en el hogar, acompasando su corazón al de quienes en ellos cifran una ayuda, o preservación de cualquier mal. La imagen de los santos con nosotros, siempre justamente al lado). Villajoyosa está bien asistida y no decae en devoción, no les olvida. (El importante vilero don Juan Beneyto Pérez, de niño escolar alumno de don José Gordero Chamorro, ya de mayor, y desde Madrid, escribió un artículo con ese tema, el “dels taulellets”, para al revista de fiestas en  honor a Santa Marta, al tiempo que recordaba sus visitas de la niñez y adolescecia a esas calles vileras…)

 J. Payá Nicolau

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s